mercados internacionales

Uno de los temas más debatidos en la literatura económica es el de las ganancias del comercio y los efectos de las distintas políticas comerciales en distintos tipos de mercados internacionales.


Pide una demostración CLICK AQUI

Para la Teoría Tradicional del Comercio, basada fundamentalmente en el modelo de ventajas comparativas (Hecksher-Ohlin), el libre cambio maximiza las ganancias mundiales del comercio y la competencia imperfecta es una distorsión que, como otras distorsiones del mercado, ha de corregirse con medidas de políticas ad-hoc

Lo que se ha llamado la Nueva Teoría del Comercio Internacional, parte de los elementos básicos de la Economía Industrial (economías de escala, barreras de entrada,…) y de la Teoría del Crecimiento Endógeno (bienes públicos, externalidades), para concluir que en algunos casos, como es el de la competencia monopolista (Dixit y Stiglitz, 1977), la diferenciación del producto junto con las economías de escala logran, a través del libre comercio, sustanciosas ganancias potenciales, tan importantes como las logradas a través de la especialización basada en las ventajas comparativas clásicas (Krugman, 1992).

Asimismo, si además la transacción internacional de bienes y factores induce desbordamientos internacionales de tecnología, la liberalización de los mercados, incluso bajo competencia imperfecta, puede implicar una ganancia de bienestar mundial (Grossman y Helpman, 1991). Finalmente, si consideramos que factores con naturaleza de bienes públicos, como es la tecnología, son patrimonio de una empresa, que duda cabe que toda liberalización del comercio así como de la inversión en el mercado internacional que facilite el desarrollo de la empresa globalizada, revertirá en el crecimiento mundial (“Krugman”: “The New International Theory Ten Years Old”. Citado por Brainard y Perry, 1995).

Dentro de este mismo enfoque, no solo se ha cuestionado el tratamiento clásico de las imperfecciones de los mercados internacionales y las ganancias mundiales del comercio sino que también se ha modificado el análisis de la distribución de estas ganancias y la política de los gobiernos. En un mercado imperfecto en el que existen economías de escala, de aprendizaje, etc, la distribución de las ganancias del comercio es desigual . Ello abre un espacio para que los gobiernos intenten, mediante la práctica del comercio estratégico y mediante políticas estructurales que generen externalidades que favorezcan la localización industrial, aumentar unilateralmente su participación en las ganancias del comercio o, el crecimiento de sus economías (Brainard y Perry, 1995).

En general, las conclusiones y recomendaciones que emanan de los modelos teóricos incluidos en esta corriente, dependen en gran medida de las hipótesis de partida que se hagan sobre el sistema institucional (por ejemplo, derechos de propiedad privados sobre un bien público como la información tecnológica) y la estructura y organización del mercado.

En este sentido, el economista aplicado, cuando tiene que medir el impacto que sobre el bienestar tienen las políticas comerciales (tanto en equilibrio parcial como general), se siente un poco huérfano, porque la Nueva Teoría del Comercio Internacional, no presenta un modelo unificado sino un amplio menú de modelos para cada tipo de mercado.
De hecho, en los numerosos trabajos empíricos en los que se analiza el impacto de las distintas políticas comerciales en diferentes industrias (no incluimos los modelos de equilibrio general), los investigadores han de resolver tres cuestiones clave. Primero, determinar que tipo de estructura tiene el mercado que se está estudiando. En este sentido, la Nueva Teoría del Comercio Internacional es tributaria de la Economía Industrial y establece una relación entre la tecnología de la industria y algunos elementos institucionales con una gran tipología de mercados internacionales. El investigador ha de elegir aquel tipo que mejor se adapte a la realidad estudiada.

    No Twitter Messages.